En el centro de Valencia, hemos llevado a cabo una reforma integral y un rediseño de interiorismo en un piso que ahora irradia lujo y sofisticación. Originalmente, el piso contaba con cuatro habitaciones, pero hemos realizado un cambio radical para optimizar el espacio y crear un ambiente más funcional y moderno.

El salón se ha transformado en una amplia zona principal con una cocina integrada, ideal para la vida contemporánea. Hemos rediseñado el espacio para incluir tres habitaciones, cada una con su propio baño privado, ofreciendo comodidad y privacidad.

Para los acabados, hemos seleccionado materiales nobles que aportan una sensación de lujo y calidad. El mármol en dos tonalidades y el suelo de madera natural se combinan para crear una estética elegante y atemporal. Las puertas, integradas y de color topo, se extienden hasta el techo, aportando una continuidad visual y una sensación de altura. En lugar de pintura, las paredes están revestidas en textil, añadiendo una textura y calidez únicas al espacio.

Cada detalle de esta reforma ha sido cuidadosamente considerado para ofrecer un hogar que refleja el esplendor y la elegancia del corazón de Valencia.